Mes: marzo 2017

Consejos postMIR: Cuarta vuelta (Fase final)

¡Hola! Para acabar esta serie de entradas de consejos postMIR, os dejo programada ésta en la que hablaremos sobre la cuarta vuelta o fase final.

estudiar-y-trabajar

La cuarta vuelta suele durar las últimas tres semanas antes del examen MIR. Uno está nervioso, sin saber muy bien si desea que esto se acabe ya o que no llegue nunca el examen. En cualquier caso, lo cierto es que lo peor ya ha pasado. Ahora sólo toca un repaso final, terminar de afianzar conocimientos y darlo todo. No te sientas culpable ni pienses que vas a ir mal si no te da tiempo a hacerlo todo, ¡es normal! Rentabiliza al máximo y no mires atrás.

Como he hecho siempre, voy a explicaros por orden de importancia cómo se trabaja en esta fase. De cualquier manera, recuerda que ahora todo esto es más una cuestión individual que otra cosa y que no hay una única manera perfecta de hacerlo. Ahora sabes mejor que nadie cómo debes preparar el MIR.

  1. Hacer y corregir los simulacros.
  2. Trabajar bien el Libro Gordo y hacer y corregir los exámenes de otros años.
  3. Estudiar la asignatura.
  4. Otros: autoevaluaciones, mini-MIRes, etc…

1. Hacer y corregir los simulacros.

No tengo nada más que decir sobre este punto que lo que ya te he ido contando en las entradas anteriores. Lo único que tengo que añadir es que, al menos en AMIR, los simulacros de esta fase son muy difíciles y muy largos (44-45 páginas). Que no te desanimen. Lo importante ahora es perfeccionar los aspectos técnicos de los simulacros para evitar que el día del MIR te falte tiempo y por eso te ponen estos exámenes tan horribles. También te sirven para trabajar las actualizaciones y llevarte algún dato nuevo en la memoria reciente por si te cayera en el MIR. No te vengas abajo si los resultados que obtienes ahora son malos (yo ni me atreví a subir la plantilla de alguno hasta después de hacer el MIR XD ); lo importante es ganar velocidad y aprender cómo desenvolverse cuando a uno le falta tiempo por si esto te pasara en el MIR (aquí tengo una entrada que te ayudará a ser más rápido haciendo simulacros), así como corregirlos y repasar esas cosas nuevas que se nos resisten todavía un poco.

2. Trabajar bien el Libro Gordo y hacer y corregir los exámenes de otros años.

Ahora el LG sólo se hace una vez, antes de estudiar. Nuevamente nos saltamos las preguntas verdes y nos centramos en las dudadas y falladas. Va a haber preguntas que se nos sigan resistiendo y que fallaremos otra vez (bueno, eso en mi caso… Lo ideal sería no tener fallos jeje) y lo que debemos hacer es esforzarnos por comprender por qué fallamos o ver qué hemos olvidado. Lo mismo se aplica a los exámenes de otros años.

3. Estudiar la asignatura.

Ahora que tenemos nuestra libreta hecha con todo lo que no nos debemos olvidar el día del MIR, éste va a ser nuestro principal material de trabajo y los manuales serán un apoyo por si tenemos dudas o necesitamos profundizar en algo. Seguiremos el orden de rentabilidad de la primera página del manual y avanzaremos en orden descendente. Si algo nos queda sin mirar, que sea lo menos relevante. Siempre va a haber cosas que se nos olvidan una y otra vez: éste es el momento de repasarlas. La ventaja es que ahora nos podemos beneficiar de una memoria reciente que nos permite aprender detalles, clasificaciones y demás por un pequeño lapso de tiempo y así demostrar estos conocimientos en el examen. Es el momento de repasar los TNMs, las clasificaciones, tablas infumables y demás.

Cuando se termina el día de estudio, se cierra el manual para siempre. Sin miedo. De hecho, es algo que disfrutarás, porque, con algo de suerte, nunca más tendrás que estudiar esa asignatura tostón y podrás centrarte en lo que te gusta el resto de tu vida profesional. La vida del eterno estudiante pringado se va a acabar 🙂 .

Me encantaría poder decir que, en esta fase, yo tenía un horario estructurado y demás. Lo cierto es que yo no tenía horario y cuando no estaba durmiendo o comiendo, estudiaba XD . Hacía descansos, aunque no estaban programados y lo hacía cuando necesitaba uno porque no me podía estar más tiempo concentrada. También procuraba siempre hacer deporte mínimo dos horas a la semana y creo que esto es lo que más me ha ayudado a mantener la cordura (lo que se puede mantener jeje). Leído así parecerá un infierno, pero lo cierto es que esta etapa se me hizo menos dura que la tercera vuelta. Pensad que son sólo tres semanas y que pasan rápido porque ya vemos por fin la meta. Una vez que pase todo veréis que ha merecido la pena 🙂 .

4. Otros: autoevaluaciones, mini-MIRes, etc…

Para mí nuevamente iría en último lugar. Conozco gente que, en esta fase, sólo hizo preguntas (del LG y autoevaluaciones) porque no podían estudiar más y no les fue mal, así que esto queda a gusto de cada uno 🙂 .

¡Eso es todo! Por lo menos esta vez la entrada ha sido más cortita. Espero que te hayan servido estas entradas para la preparación de tu MIR. En menos de lo que piensas estarás tú también en el otro lado, visitando hospitales, decidiendo tu futuro… ¡Un futuro mejor!.

Un abrazo.

 

Anuncios

Consejos postMIR: Tercera vuelta (Fase de consolidación II)

¡Hola! Os dejo aquí programada otra entrada en esta sección de Consejos postMIR. En este caso hablaremos ya de la tercera vuelta que, en mi caso, ha durado desde noviembre hasta la primera semana de enero.

estudiar-y-trabajar

En esta vuelta, uno ya ha estudiado en profundidad todo el termario. Ahora sois vosotros los que mejor sabéis cómo enfocar vuestro estudio del MIR. Es solamente hacer un repaso, eso sí, se trata un repaso intenso. Siguiendo un símil a cómo estudiábamos nosotros en la carrera, el esfuerzo dedicado en esta fase sería como cuando nos preparamos para los exámenes a un mes vista, es decir, cuando nos toca repasar en profundidad lo que hemos estado mirando previamente poco a poco porque se nos han ido olvidando cosas. Es algo totalmente normal y no hay que tenerle miedo.

Si os digo la verdad, para mí lo más importante en esta fase es confiar en nuestro trabajo y creer en nosotros mismos. Es una fase dura, sí, pero realmente es más una cuestión psicológica que otra cosa. Tenemos que ser nuestro mejor aliado. Sé que a veces es difícil, que uno tiene días y días, es normal. Hay que recordar que esto es una carrera de fondo y porque un día no salgan bien las cosas, no pasa nada. Te quedan otros muchos más para dar lo mejor de ti mismo. Lo importante es no derrumbarse y trabajar con ganas. Aquí la clave es no perder la motivación, persistir, aprender de los errores y seguir adelante.

Tal y como vengo haciendo en todas estas entradas, os voy a a explicar cómo trabajar cada punto por orden de importancia:

  1. Hacer y corregir los simulacros.
  2. Trabajar bien el Libro Gordo y hacer y corregir los exámenes de otros años.
  3. Estudiar la asignatura.
  4. Clases
  5. Otros: tutorías, autoevaluaciones, mini-MIRes, etc…

1. Hacer y corregir los simulacros.

No tengo mucho más que añadir con respecto a la anterior entrada, salvo un par de particularidades. En esta fase, desde la academia nos recomendaban corregir sólo las preguntas falladas y o bien hacerlo un domingo o entre la semana haciendo unas pocas preguntas cada día. No obstante, como ya te dije al principio, ahora quién más sabe de la preparación de tu MIR eres tú. A mí este método que me propusieron no me convenció del todo porque yo aprendía mucho corrigiendo mis errores y asentaba conocimientos repasando otra vez lo que ya me sabía (me hacía ganar seguridad), así que seguí haciendo exactamente igual que en segunda vuelta: corrigiendo todas las preguntas, 50 preguntas de lunes a jueves y 35 el viernes. Por otra parte, te recomiendo que respetes los domingos en la medida de lo posible… Yo a veces no tenía más remedio que llevarme alguna tarea al domingo, pero siempre buscaba que no me supusiera un gran esfuerzo. Así, por ejemplo, dejaba algunas preguntas de la segunda vuelta del LG o hacía los exámenes de años anteriores (sin corregirlos). Pero, como te digo, lo ideal sería no tener que hacer nada los domingos.

Con respecto a los resultados… Lo mismo que ya te comenté en la entrada sobre la segunda vuelta. Añado que ahora van a ser un poco más difíciles en general (aunque te ponen un poco de todo) y quizá uno no esté muy satisfecho con sus resultados. A mí me pasó que, pese a que estudiaba como nunca, no veía avances en mis simulacros y cada vez tenía un percentil más bajo. Que no te afecte. Tú sigue estudiando y trabajando como has hecho siempre, que los buenos resultados llegarán el día del MIR si uno se lo ha currado en condiciones. Si empiezas a ver que los resultados de los simulacros empiezan a hacerte mella y que la siguiente semana no rindes lo suficiente… Pues no metas la plantilla y corrígelo sin saber las netas, ni el percentil, ni la media de los demás ni nada. Se puede hacer con un PDF que hay en el subforo de descargas en el foro de dudas. Este PDF tiene la respuesta correcta y el comentario explicando el por qué; no es necesario nada más. Así es como los he corregido yo en la cuarta vuelta y me ha venido muy bien. Supongo que habrá gente que no esté de acuerdo con este punto último y es normal, pero bueno, yo es como he vivido el MIR y creo que ahora el peor enemigo suele ser uno mismo. Si uno no sabe la profundidad del barranco es más probable que consiga saltarlo que el que conoce realmente el peligro y va titubeando. Yo lo veo así.

2. Trabajar bien el Libro Gordo y hacer y corregir los exámenes de otros años.

Ahora es el momento de volver a hacer las preguntas del LG. En las asignaturas más pequeñas (Oftalmología, ORL, etc) podrás volver a hacer todas las preguntas, pero en las que son más densas (Digestivo, Infecciosas, Estadística) se complica mucho. Es entonces cuando nos tendremos que aprovechar del filtro que hemos realizado en segunda vuelta, de modo que podremos saltarnos las preguntas verdes y centrarnos en las amarillas y naranjas.

El LG se hace igual que en la segunda vuelta: dos vueltas obligatorias, una antes de estudiar y otra después. Cuando lo hagamos antes de estudiar, filtraremos nuevamente las preguntas, esta vez con otro código de colores para evitar confusiones:

  • Verde: pregunta que acierto con seguridad. Es una pregunta que, si me la ponen meses después, la seguiré acertando. Este tipo de preguntas son las que nos podremos saltar en la siguiente fase.
  • Naranja: pregunta que acierto pero no con seguridad. La he acertado dudando entre varias, por técnica de examen, por mi “intuición”… Son preguntas que tendremos que volver a trabajar en la siguiente fase.
  • Rojo: pregunta que he fallado. ¡Atención! Lee bien el comentario y trabaja este punto cuando toque estudiar el manual.

Esto con respecto al LG. Pero ahora se nos añade otra tarea más y son los exámenes de otros años. Se hacen como un simulacro online (no hay que ir a la sede a hacerlos), sólo que, al ser preguntas hechas ya varias veces, vamos mucho más rápido y lo podremos hacer en menos de 3 horas. Creo que se hacen un total de 6 exámenes, de menos a más reciente (se hacen los seis últimos MIRes).

Ahora vas a ver la importancia de trabajar bien el LG. Lo ideal sería llegar a tener 0 fallos, pero es algo muy difícil de conseguir. Céntrate bien en las preguntas que has fallado y procura grabar a fuego por qué esa es la respuesta correcta. Recuerda que todos los años se repiten preguntas y que éstas las acierta muchísima gente, así que intenta llegar al examen dominando esos conceptos para no liarla el día del MIR. Yo estos exámenes los corregía como un simulacro más, sólo que me saltaba muchísimas más preguntas y al final no me llevaba más de 10 minutos por día.

3. Estudiar la asignatura.

Ahora no vas a tener un planning detallado para estudiar cada asignatura, sino que la academia te propone unos días para cada una y el planning te lo haces tú. Conoces todo el temario porque lo has trabajado todos estos meses y ya has tomado decisiones: esto por el manual, esto por los apuntes, esto por la tabla, esto por el algoritmo, esto queda resumido en este post-it… Para que te dé tiempo y rentabilizar al máximo estos días, debes utilizar todos estos materiales que has ido creando, los apuntes de las clases de primera y segunda vuelta, etc.

¿Y qué orden seguir? A mí me recomendaron seguir el orden de rentabilidad que viene en la primera página del manual y así lo hice: se empieza por lo más preguntado en los últimos 10 años y se termina por lo que menos o nunca ha sido preguntado. Si algo no da tiempo, no pasa nada. Todos hemos dejado cosas sin mirar y aquí estamos.

Ahora en la tercera vuelta tenemos también otra novedad: las actualizaciones. Éste es otro manual que se os dará al comienzo de la tercera vuelta y que recoge todos los nuevos descubrimientos reseñables que ha habido en la Medicina mientras preparábais el MIR. ¿Cómo se estudia esto? Bueno, yo lo que recomiendo es, antes de empezar a estudiar los manuales, echarle un ojo a las actualizaciones de la misma asignatura que estáis estudiando para ver si hay algo que reemplaza lo que dice el manual, quedando éste desfasado. Así evitaréis estudiar mal las cosas y luego tener que corregirlo después. Una vez que queda comprobado todo, yo lo que recomiendo es leerlo justo después de estudiar los temas por el manual. ¿Hay que saberse todas las actualizaciones? Yo aplicaría el sentido común. Habrá cosas que serán muy importantes y otras que no requieran más que una leída rápida y punto. Tened en cuenta que, la comisión calificadora, en caso de preguntaros por alguna actualización, lo que querrá es que demostréis que sabéis que eso existe, pero no querrán que dominéis muchos detalles sobre algo novedoso y que no ha sido muy utilizado en la práctica clínica. Yo al menos es así como he trabajado las actualizaciones.

Hay una serie de cosas que son recomendables pero también opcionales, ya que hacerlas o no depende del tiempo que tenga cada uno. Una de ellas es hacer una libreta o “chuletario” con el temario de las asignaturas ultrarresumido para facilitarte mucho las cosas durante la cuarta vuelta. “¿Y por qué hacerla ahora y no durante la segunda vuelta?”, diréis, pues porque ahora sabes bien lo que es importante y lo que no, lo que dominas y lo que no y en segunda vuelta seguramente te apetecería copiarlo todo XD . A nosotros nos recomendaron no exceder aproximadamente las 3 páginas por asignatura; yo esto no lo cumplí del todo porque me parecía que para la cuarta vuelta no me ayudaría demasiado ya que lo estudiaría rápido y luego tendría que trabajar sobre el manual otra vez. Así que Oftalmología u ORL sí que me ocupaban 3 páginas, pero Infecciosas y Digestivo 19 y 23 respectivamente. También hay que tener en cuenta que a mí, mientras estudiaba, escribir e intentar resumir me ayudaba mucho a memorizar y no me supuso un impedimento para sacar adelante la tercera vuelta (recuerda que esto es algo opcional y que lo importante ahora es memorizar y aprenderse bien lo más importante), pero si en tu caso pararte a copiar tantas cosas te quita tiempo útil de estudio, pues lo mejor será ceñirte a las recomendaciones de la academia y no sobrepasar las tres páginas por asignatura.

¿Y qué hay que copiar en la libreta? Lo que no se te puede olvidar el día del MIR: algoritmos importantes, tablas, cosas archipreguntadas y que todavía contestamos con dudas o fallamos a veces… Yo también copié aquellas cosas de “importancia media” que un día me llegué a saber muy bien pero que ya se me habían olvidado, porque pensaba que entonces me sería rentable repasarlo más adelante. Al final el contenido de esta libreta tiene que ser algo personalizado, las cosas que no te gustaría que se te olvidaran el día del MIR.

Otra cosa que hice fue hacer más listas. Estas listas, por así decirlo, me las “pedía el cuerpo” a medida que iba estudiando durante esta vuelta. Eran fruto de esa sensación típica de: “Ah, esta característica también la tenía no sé qué otro fármaco u esta otra enfermedad y no me acuerdo. Qué rabia”. Me servía para integrar los conocimientos de distintas asignaturas, hacer diagnósticos diferenciales, descartar opciones en las preguntas, etc. Hice estas listas, aunque las tuyas deberían ser personalizadas y atender a tus necesidades:

  1. Lista de enfermedades con rash palmo-plantar.
  2. Lista de cánceres a los que no hay que dar radioterapia (porque no fueran radiosensibles o estuviera contraindicada. También añadía los que no son quimiosensibles y especificaba los que no eran ni radiosensibles ni quimiosensibles).
  3. Lista de fármacos con toxicidad medular (especificaba si producían neutropenia, aplasia en la serie roja, etc. Con el tiempo también fui añadiendo cosas que no son fármacos pero se podrían englobar en esta lista: el timoma, el parvovirus B19, etc).

En cuanto a horarios, ahora toca estudiar un poco más. Yo venía de hacer 8 horas diarias en segunda vuelta (alguna más durante alguna semana si la asignatura se me atravesaba mucho) y ahora subí a 10 (alguna más a veces). Lo mejor es que cada uno se haga ya su propio horario en función de cómo sea cada uno. Yo eso de madrugar nunca lo llevé muy bien y mi máximo rendimiento era por la tarde-noche. Así pues, mi horario era el siguiente:

  • Mañanas: 09:00h – 14:00h
  • Tardes: 16:00h – 19:00h
  • Noches: 22:00h – 00:00h

De cualquier manera, no hagáis locuras con vuestras horas de sueño y procurad tener unas horas libres para vosotros: ocio, practicar deporte, lo que queráis.

4. Clases

Ahora va a haber muchas menos clases porque lo más importante va a ser trabajar el LG y estudiar. Como siempre, es muy recomendable tomar buenos apuntes, porque os pueden salvar en caso de que no os dé tiempo a mirar toda la asignatura. Así, por ejemplo, los apuntes de la clase de Cirugía sustituían perfectamente a esos mismos temas en el manual de Digestivo y te permitía centrarte en los temas más importantes de este manual.

5. Otros: tutorías, autoevaluaciones, mini-MIRes, etc…

Sigo poniéndolo también por detrás de todo lo demás, aunque, como ya os había dicho en la entrada anterior, conozco gente que hizo muchas autoevaluaciones y les fue muy bien. Ahora los que más sabéis sobre la preparación del MIR sois vosotros, así que, todo lo que diga yo o cualquier otra persona nunca tendrá más importancia que lo que vosotros consideréis en este momento.

Y creo que eso es todo lo que tengo que contar. Si te encuentras en este momento de la preparación, ¡mucho ánimo! Cada vez va quedando menos y si mantienes el ritmo y el equilibrio, lo vas a hacer genial 🙂 .