Consejos postMIR: Simulacros (III)

Aquí la última entrada sobre los consejos postMIR acerca de los simulacros. En la primera os explicaba una serie de pautas para hacerlos, en la segunda una serie de trucos para acertar preguntas sin saber la respuesta y, ahora, nos centraremos en cómo responder el mayor número de preguntas en el menor tiempo posible.

estudiar-y-trabajar

El examen MIR tiene un total de 225 preguntas más 10 de reserva y, para ello, uno dispone de un total de 5 horas improrrogables. Yo al principio de la preparación no me preocupaba mucho por el tiempo; lo cierto es que en la primera vuelta no tenía tantos conocimientos como para dudar en tantas preguntas y respondía lo primero que se me pasaba por la cabeza, pero a medida que uno estudia más asignaturas y con mayor profundidad, va necesitando más tiempo para contestar todas las preguntas.

Pese a que, en total, uno disponga de 5 horas para hacer el simulacro, yo recomiendo “comprometerse” con uno mismo para no sobrepasar habitualmente las 4 h – 4:15 h (para un simulacro de una extensión normal, es decir, de 30 á 36 páginas más o menos). La razón principal es que sería muy deseable que os diera tiempo a repasar la plantilla (en esta entrada te explico cómo la repasaba yo), además de que en el MIR real se suele ir más lento y, por lo tanto, más vale “que os sobren a que os falten” minutos durante los simulacros.

Ahora os explico una serie de trucos para ir ahorrando tiempo, sobre todo si un día vais mucho más despacio que de costumbre y veis que el reloj se os echa encima.

1. Seguir una pauta fija.

Tener, de alguna forma, programados los descansos, las salidas al baño, el cuando comes, etc. Claro, y también cumplir tu “propio horario”, por así decirlo. Yo hacía siempre una pequeña pausa cada 50 preguntas (beber un traguito de agua, realmente XD ) y a las 100 primeras me comía una barrita de cereales y otra justo antes de hacer las preguntas asociadas a imagen. No solía salir al baño. Es una pauta como otra cualquiera y si a ti no te funciona, pues siempre puedes hacerte una propia, pero lo importante es obecederla y no procrastinar; de no hacerlo así, nos puede faltar tiempo. Por otro lado, y tal y como os contaba en la primera entrada, seguir una pauta fija hará que estés menos nervioso el día del MIR y que ese día sea sólo un simulacro más.

2. Leer las preguntas “al revés”.

¿A qué me refiero con leer las preguntas al revés? ¿No querrá la loca esta que me dedique a buscar palíndromos en las preguntas tipo test, verdad? Con esto quiero decir, en primer lugar, echar un ojo a las respuestas y a la última frase del enunciado (la pregunta propiamente dicha) antes de meterse de lleno en el enunciado. Esto va especialmente bien en las preguntas con un enunciado largo, casos clínicos en los que te dicen hasta la posología de los tratamientos, etc. Ilustro con un ejemplo:

48. Una mujer de 78 años con antecedentes de hipertensión arterial en tratamiento con amlodipino ingresó hace 3 meses por debut de insuficiencia cardiaca y fibrilación auricular. Acude a su consulta para revisión cardiológica. El informe de alta muestra el resultado de ecocardiograma que evidencia disfunción ventricular izquierda moderada y el tratamiento al alta: se suspendió el amlodipino y se inició furosemida y enalapril. La paciente refiere encontrarse mejor, sin cansancio y con menos edema de piernas, pero todavía no está del todo bien. A la exploración física comprueba que no existen signos de insuficiencia cardíaca, pero llaman la atención unas cifras de presión arterial y frecuencia cardiaca de 150/90 mmHg y 120 lpm, respectivamente. El ECG muestra una fibrilación auricular a 110-120 lpm. ¿Qué tratamiento tiene más probabilidades de mejorar los síntomas y reducir la mortalidad por eventos cardiovasculares?

  1. Digoxina y ácido acetilsalicílico.
  2. Atenolol y ácido acetilsalicílico.
  3. Verapamilo y acenocumarol.
  4. Carvedilol y acenocumarol.
  5. Carvedilol y clopidogrel.

Aquí tenemos un enunciado largo y farragoso, con mil detalles que no nos hacen falta para contestar bien la pregunta. Si, en primer lugar, echamos un vistazo a las opciones y a lo que nos preguntan, veremos que la cosa trata de qué tratamientos mejoran los síntomas y reducen la mortalidad en el paciente del caso clínico. Con esta información, sabremos bien a qué debemos prestar atención y a qué no. Entonces leeremos y nos detendremos en lo que nos interesa: lo que he subrayado en el enunciado. Con sólo eso se puede contestar la pregunta: el paciente sufre una IC sistólica crónica y una FA, por lo que dichos tratamientos son los B-bloqueantes (disminuyen la mortalidad en la IC sistólica) y la anticoagulación oral para reducir la morbimortalidad por eventos cardioembólicos por su FA, dado que reúne criterios para su indicación. No es necesario perder tiempo y enredarse con lo de que le cambiaron el amlodipino por la furosemida ni nada de eso: una vez que sabemos qué preguntan, hay que ceñirse a lo importante y responder la pregunta con agilidad. Respuesta 4 correcta.

3. Saltarse algunos enunciados.

El procedimiento sería igual que el punto anterior, es decir, empezamos a leer la pregunta por la última frase y echamos un vistazo rápido de las opciones que nos dan, sólo que, en este caso, no sería necesario siquiera leer el enunciado en su totalidad. Ahora os menciono algunos ejemplos:

52. Un paciente fumador de 79 años consulta por disnea para moderados esfuerzos y tos poco productiva. Se realiza una gasometría arterial en la que se observa: pH 7,45, PaO2 54 mmHg y PaCO2 42 mmHg. La radiografía de tórax muestra signos de hiperinsuflacción pulmonar. En la espirometría se observa un volumen espiratorio forzado en el primer segundo (FEV1) del 48%, una capacidad vital forzada (FVC) del 85% y una relación FEV1/FVC del 56%. A la vista de estos resultados el paciente es diagnosticado de EPOC. ¿Cuál es la gravedad de su enfermedad según la clasificación GOLD?:

  1. Muy leve.
  2. Leve.
  3. Moderada.
  4. Grave.
  5. Muy grave.

Como ya hemos dicho antes: leemos la última frase (con la pregunta en sí) y luego la respuesta. Con esto ya sabemos que el paciente tiene una EPOC: no puede tener otra cosa. No es necesario leer el enunciado, será un caso clínico tonto ya resuelto para decirte que tiene una EPOC. Ahora lo que hay que hacer es buscar el FEV1, que es del 48%. Con esto ya sabemos la respuesta correcta, que sería actualmente un Grado 3 (Grave).

Otra pregunta en la que no sería necesario leer el enunciado:

183. Juan, residente de segundo año, atiende en urgencias a Sofia, una muchacha de 15 años que, al parecer, se ha desmayado en la escuela sin llegar a perder la conciencia. La paciente cuenta que estaba pendiente de realizar un examen, lo que le causaba mucha ansiedad. Por el interrogatorio, parece entreverse una situación de cierto acoso por parte de sus compañeros y la posibilidad de que sufra un trastorno alimentario. Las constantes vitales y exploración neurológica son normales. Juan mantiene a Sofia en observación a la espera de que sus padres acudan al servicio echando, periódicamente, una ojeada a cómo se encuentra la paciente. Tras el susto inicial, la paciente parece encontrarse cada vez más animada y es muy simpática. En una ocasión, Juan la encuentra chateando activamente con su móvil. Juan le indica que sería mejor que dejase el móvil y descansase y para tranquilizarla, le cuenta que el también utiliza mucho las redes sociales desde la facultad. Sofia pide perdón por desconocer que tenía que tener el móvil apagado, y tras apagarlo, le pregunta si podrá hacerle una solicitud de amistad en Facebook. ¿Cuál cree que es la mejor respuesta de Juan?

  1. Decirle que haga la solicitud de amistad y que la aceptará, pues está seguro de que en su página no hay elementos inapropiados para una chica de la edad de Sofia.
  2. Dado que considera a Sofia una paciente vulnerable y le preocupa que pueda interpretar mal un rechazo, aceptar que haga la solicitud pero solamente permitirle el acceso a determinados contenidos de su página.
  3. Contestarle que es importante mantener unos ciertos limites profesionales entre pacientes y facultativos y que, desafortunadamente, si hace la petición no podrá aceptarla, por lo que mejor que no lo haga.
  4. Decirle que haga la petición pero sin intención de aceptarla.

Ésta ha sido, sin duda, la pregunta más famosa del examen MIR del año pasado, dando lugar a muchos memes y comentarios en redes sociales XD . Lo cierto es que era una pregunta muy sencilla que ha acertado prácticamente todo el mundo porque se responde con sentido común, pero el enunciado es un “ladrillo” con un montón de datos que podrían hacer a uno perderse y tener que releer y volver al principio. Cuando uno ve que la pregunta puede tener estos derroteros (un enunciado largo y complejo), como decía antes, vale la pena echar un vistazo rápido a las opciones y a la pregunta en la última frase del enunciado para ver realmente de qué va esta pregunta. Ya con leer las opciones sabríamos que la cuestión es si aceptar o no la solicitud de amistad y, de hecho, podríamos contestarla sin siquiera leer ese rollo de enunciado, dado que la 3 ya sabemos que será correcta digan lo que nos digan sobre Sofía.

También existen preguntas que se pueden responder sin leer el enunciado como, por ejemplo, las que requieran únicamente ver la imagen. Por ejemplo, un caso clínico aburridísimo que te viene a decir que el paciente tiene una neumonía, en la que te añaden una placa de tórax y te preguntan dónde está localizada la ocupación alveolar. Las opciones son la língula, el lóbulo superior derecho, el lóbulo medio, el lóbulo inferior derecho y el hilio pulmonar. En este caso, no es necesario leer el enunciado, ya con las opciones y la pregunta sabes que lo que tienes que hacer es ver la imagen y buscar el signo de la silueta para localizar bien la lesión. Me han caído varias preguntas por el estilo y me gustaría poneros otro ejemplo, pero ahora mismo no encuentro ninguna, así que os explico la situación para que sepáis que este tipo de pregunta también tiene truco 🙂 .

4. Operaciones

En el bloque de Estadística a veces tendremos que hacer operaciones sin calculadora, lo que puede hacer que perdamos un poco de tiempo en estas preguntas, sobre todo cuando toca dividir y no es posible hacerlo con cálculo mental.

A veces es bueno tener algo de ojo y sentido común cuando las operaciones no sean tan sencillas como para hacerlas mentalmente. Por ejemplo, si te toca dividir 390/424 y te dan como opciones 0,35 ; 0,52 ; 0,69 y 0,92; es obvio que a lo que más se va a aproximar es a 0,92.

Ahora bien, ¿y si te dieran a elegir entre 0,89 y 0,92? También puede tener truco. En mi caso, me era más fácil multiplicar que dividir y así iba más rápido. Así que hacía el teorema del resto, que es lo típico que hacíamos en el colegio para comprobar que las divisiones estaban bien hechas. Así pues, si multiplicas 0,89 x 424 = 377; no te sale 390, luego ésa no es la opción correcta. Si tienes tiempo, puedes comprobar que 0,92 x 424 = 390, luego ésta es la opción que hay que marcar.

También existen otros trucos para ir más rápido. Por ejemplo, es más fácil multiplicar por 10 y dividir por 2 que simplemente multiplicar por 5, o ver si puedes simplificar esa fracción, etc.

5. Trabajar bien el Libro Gordo.

Con trabajar bien el Libro Gordo me refiero también a los test y a los desgloses, que es así como lo llaman otras academias. Hacer muchas preguntas cada día también hará que ganemos velocidad en los simulacros. Yo en tercera vuelta, para conseguir responder el mayor número de preguntas en el menor tiempo posible, hacía todas las preguntas seguidas del Libro Gordo de cada asignaturas el primer día de estudio y también el último. Es decir, si el 12 de diciembre, por ejemplo, empiezo nefrología, lo que hacía el primer día por la mañana era hacer todas las preguntas de todos los temas y lo mismo el último día que tenía para estudiar esa asignatura, además me ponía un tope de horas para no entretenerme demasiado. De esta forma conseguía leer y responder las preguntas tipo test más rápido, pero si uno siente que de este modo no logra aprovechar bien el Libro Gordo (lo más importante de la preparación), no se lo recomiendo.

Con esto finalizamos la última entrada sobre cómo hacer los simulacros. Espero que os haya sido de ayuda 🙂 . Para terminar, te quería recomendar otras entradas en otros blogs con consejos para hacer bien los simulacros y que no debes perderte:

  1. Futura Dra… Dra Nova: Simulacros.
  2. De fútbol y Medicina… ¡Todo el mundo opina! : Simulacros.
  3. En busca de la especialidad MIR: Simulacros.

Eso es todo 🙂 . En la siguiente entrada hablaremos de la segunda vuelta, es decir, la primera vuelta de la preparación intensiva del MIR. ¡Estad atentos!

Anuncios

One comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s