Mes: noviembre 2016

A dos meses del MIR…

A dos meses y un día exactamente. Nos quedan cinco semanas de tercera vuelta y tres de la última fase, la recta final. Entonces pondremos punto y final a esta aventura (o eso espero).

La tercera vuelta está siendo matadora. De verdad. Ahora sí que siento que se ralentiza el tiempo, que se encadenan los días. Ahora sí que me empiezo a preocupar por los resultados de los simulacros. Uno empieza a estudiar los manuales, agobiado por el poco tiempo que tenemos (uno o dos días por asignatura, de momento) y luego cuando termina los cierra esperando que todo lo aprendido no se olvide, pero sabiendo que algo seguro que se olvidará. La sensación que se te queda después es indescriptible.

0fb91-609

La primera semana la empecé muy bien, y eso que inauguramos en un domingo. Luego mi rendimiento fue cayendo paulatinamente, hasta que esta semana iba con un poco de retraso que subsané ayer haciendo unas horas extras después del simulacro. Espero que no me vuelva a pasar, porque de momento estoy librando los domingos (aunque hoy por la noche tenía pensado hacer ya el MIR 2012 para quitarme de encima esas 3 horas que supone realizarlo y centrarme luego sólo en corregirlo) y eso hace que rinda mucho mejor la semana siguiente. De lo contrario, no sé cómo estaría ya.

En cuanto a los simulacros… Ahora hacemos uno a la semana. Agradezco no tener que estudiar también la tarde del sábado y hacer en su lugar un simulacro, pero el problema es que luego se tienen que corregir la semana siguiente. Yo me he dado cuenta que es con lo que más aprendo, es decir, que corregir bien los simulacros me es de mucha ayuda, así que, a pesar de que la recomendación es corregir únicamente las falladas, yo las miro todas (aunque las que son muy obvias, las salto directamente). Lo hago exactamente igual que en la segunda vuelta. Después de la hora de comer, cuando uno no está muy por la labor de ir a machacar los manuales, me pongo a corregir 50 preguntas y 35 el viernes. De momento me va bien y lo voy a seguir haciendo así.

Y en cuanto a los resultados de estos últimos simulacros… No estoy del todo contenta. Tampoco estoy sacando muy malas notas, pero creo que lo podría hacer mejor. Yo también buscaba la cámara oculta mientras hacía el famoso simulacro 24 y no, tampoco la encontré XD. Sorprendentemente, cuando lo estaba haciendo y llegué a las preguntas de cardio, digestivo o infecciosas no me pareció que estaba siendo tan difícil. Luego fue meter la plantilla y ¡ver casi 20 netas menos!. Con miedo me dio por hacer click en el famoso percentil y vi que estaba más o menos por donde siempre. Vamos, que fue igual de desastre para todos. Me alegro porque ya me temía haberla liado yo sola, pero no. Así que nada, a no desanimarse nadie. De cuando en cuando es bueno hacer un simulacro muy difícil para aprender a aguantar el chaparrón. Además, si en el MIR nos ponen algo de la podoconiosis, ¡los de AMIR trinfamos! XD 😀

El de esta semana, el simulacro 25… Pues todo lo contrario. No ya un simulacro de dificultad normal, yo diría que era fácil. Muchas preguntas repetidas del libro gordo, preguntas de los temas más importantes de cada asignatura y que todos hemos estudiado con mayor profundidad en su momento, etc. Subí en netas y alcancé otra vez el objetivo, de modo que estaba muy contenta. No obstante, me dio por ver el percentil y vi que me había bajado más de un 10%. Maldito momento en el que me dio por hacerlo XD , hay informaciones que mejor no saber. Ya sé que lo del percentil no es tan importante, pero no sé, no puedo evitar pensar en que lo puedo hacer mejor y, por A o por B, no lo consigo. Me hace pensar que, pese a estar por encima del objetivo otra vez, es porque el examen ha sido fácil en general y no ha sido una subida real. Yo me entiendo. Es un poco frustrante, la verdad.

En fin… No es un buen momento. Espero que estos dos meses se pasen lo más rápidamente posible y estas cosas no sean más que otra anécdota que contar. Ojalá a vosotros os esté yendo bien 🙂 . Ahora voy a seguir descansando en esta tarde de domingo, que la semana que viene se antoja ser bastante dura.

Anuncios

A un día de empezar la tercera vuelta…

Las vacaciones me han venido de lujo y ahora parezco una persona nueva. De hecho, hasta tengo mejor cara. Pero todo lo bueno tiene su fin y pronto comenzará la recta final para el MIR. Cada día tengo más ganas de que todo esto se acabe, o al menos de quitarme ya encima el examen MIR de una vez. Luego tocará ir a visitar hospitales y hacerse la famosa lista, siendo éstos unos meses en los que uno está casi más nervioso que cuando quedan unos pocos días para el MIR, pero por lo menos no tendré que lidiar con manuales, tablas y listas odiosas que no te caben ni en 20 post-its.

camino

Ya tenemos por fin el nuevo planning para la tercera vuelta. ¡Dios mío! Verlo da verdadero vértigo, la verdad. En algunas asignaturas preveo que me va a sobrar tiempo, y en otras me va a faltar muchísimo. Así que toca priorizar y quitar tiempo en unas para dárselo a otras. A estas alturas de la película ya sabemos cómo funciona la cosa, así que ahora no hay que hacer tonterías e ir directamente a lo que es importante. El orden en el que están las asignaturas me parece todo un acierto: comenzamos por las menos relevantes y terminamos por las que contienen el mayor número de preguntas. De esta forma, se llevan los conceptos más importantes más frescos y es más fácil recordarlos el día 28 de enero.

Otra novedad es que ya ha salido la lista provisional de admitidos para hacer la prueba. He tenido suerte y he salido como admitida. Sé que a veces en el ministerio se transpapelan documentos y algunas personas tienen problemes y les toca volver a la delegación para poner una reclamación. Yo me alegro de que esté todo en regla porque, lo que menos me apetece en este mismo momento, es perder unas horas de estudio para encargarme de temas burocráticos. ¡Un problema menos!

Por otro lado, y gracias al enorme trabajo de Gangas, ya tenemos una cifra orientativa del número total de inscritos admitidos provisionalmente (que no es el mismo que el definitivo ni del que hace el examen MIR ni del que finalmente elige plaza). Somos… ¡13.730! Bastantes más que en los dos últimos años. También es cierto que tendremos un mayor número de plazas, pero la ratio es de 2,17 inscritos por plaza. Lo tenemos un poco más difícil. Ciertamente, cada año somos más aspirantes, cada año somos más los que empezamos a preparar el MIR antes (hace unos años empezar en sexto era algo testimonial) y cada vez son necesarias más netas para un número de orden inferior. ¡Pero que no cunda el pánico! ¡¡Lo vamos a lograr!!

Balance de la primera y segunda vuelta

En general puedo decir que estoy muy contenta. He llegado ya (una vez) al número de netas que tenía como objetivo, así que, en teoría, vamos bien.

De la 1ª vuelta… No sé qué puedo decir. El objetivo de esta vuelta es aprender a hacer los simulacros, adquirir una serie de técnicas para sacar algunas preguntas tipo test y hacerse una idea general de todo que te permita, al menos, descartar la opción más incorrecta de todas y dudar con las otras tres opciones. Durante sexto curso, mi prioridad ha sido terminar la carrera haciendo un muy buen rotatorio y TFG, así que no he podido leer y subrayar todos los manuales, ni tampoco acudir a todas las clases. Sin embargo, sí he hecho y corregido todos los simulacros, algo que sin duda me ha servido para acertar más preguntas del libro gordo y aligerar un poco el número de preguntas que tengo que rehacer ahora. Está claro que podría haberme implicado más con la preparación del MIR, pero, en esta fase, es dónde, curiosamente, más he subido en netas durante la preparación, llegando casi casi a duplicar el primer resultado. De este modo, creo que el balance es satisfactorio y que haber hecho la fase de contacto me ha merecido la pena. Además, guardo muchos buenos momentos de ese rotatorio y la elaboración del TFG con una excelente tutora, algo que me durará toda la vida. Algunas de las cosas que he aprendido, además, me sirven ahora que estoy con el MIR.

Es en 2ª vuelta donde más me ha costado subir, no sé si porque los resultados de primera vuelta están sobreestimados (son los exámenes MIR de los últimos doce años y, en clase, hacíamos y resolvíamos preguntas que luego nos ponían en los simulacros), porque los simulacros que hace la academia son bastante más difíciles (a mí me lo parece, personalmente) o porque he empezado con mal pie. En los primeros he obtenido resultados inferiores a los que obtuve cuando terminé la primera vuelta y luego fui subiendo poco a poco gradualmente. Sólo a finales de agosto conseguí superar el resultado de mi mejor simulacro, tras casi dos meses de preparación intensiva. A partir de ahí seguí subiendo casi al mismo ritmo, y tres simulacros después conseguí llegar al objetivo, para después quedarme muy cerca en el último que he hecho durante la segunda vuelta. En cuanto a lo demás… Creo que he tenido mis idas y venidas, pero he estudiado todo lo importante, aunque las últimas asignaturas las he visto un poco más superficialmente porque no me encontraba bien del todo (he estado una semana enferma), pero he recortado justo donde era más necesario. En general, creo que el balance ha sido bueno.

Tercera vuelta

Mañana mismo (sí, un domingo… Pereza máxima) comenzamos ya la tercera vuelta. Mi objetivo fundamental va a ser consolidar, ya que por algo esto se llama fase de consolidación II. Voy a repasar, no estudiar por primera vez. Iré directamente a lo subrayado, a los esquemas, a las tablas, a los post-it, a lo ya trabajado. No es momento ni de subrayar ni de hacer nada empezando de cero.

Creo que tengo que aumentar el número de horas, y lo haré en 10 diarias y no 8 como hasta ahora. Seguiré con el mismo horario (me venía bien) y añaderé dos horas más de 21:00 á 23:00. Estas son, además, las horas en las que tengo la máxima concentración, no sé por qué. De hecho, yo siempre he sido de estudiar “de noche”, pero ahora no es el momento de hacer locuras.

En cuanto al blog… Cada vez voy actualizando menos, pero es que cada vez tengo menos tiempo y, los domingos, me apetece mucho desconectar del MIR. De este modo… Primero empecé actualizando cada semana, después cada dos semanas y finalmente… Cuando tenía la ocasión. Creo que en esta fase va a ser necesario sacrificar incluso alguna mañana o tarde del domingo, así que creo que no podré actualizar el blog regularmente como hasta ahora. Lo que tengo pensado es seguir posteando aunque con mucha menos frecuencia que al principio y, una vez pasado todo esto del MIR, hacer una serie de entradas con consejos y recomendaciones para las nuevas generaciones que tienen que enfrentarse a esto, así que no pienso abandonar el blog 🙂 .

Y nada más, muchas gracias por leerme. Parece increíble, pero este blog es mágico. Cuando escribo por aquí, parece que mis problemas son más pequeños y mis logros más grandes. Muchas gracias a los que me leéis y me ponéis comentarios, me habéis hecho estos meses mucho más llevaderos 🙂 .

Semana 19: Vacaciones =)

¡Sí! ¡Por fin! Pensé que nunca llegarían, pero por fin tengo una semanita de vacaciones para descansar y recuperar mi vida para después darlo todo el día 28 de enero. Han llegado en el mejor momento porque, de lo contrario, no sé ni cómo podría seguir estudiando la semana que viene.

otoc3b1o2

¿Cómo me ha ido esta semana? Bueno, digamos que he hecho todo lo que he podido. Me ha tocado, para finalizar, una asignatura un poco dura y de la que no tengo apenas mucha base. Mi concentración esta semana no era muy buena y no podía ponerme a estudiar 10 horas o más para terminar todo el temario en condiciones. Así que hice lo que, desde siempre, nos recomiendan en la academia: priorizar y rentabilizar. Machaqué muy bien los temas más importantes, fui a lo más preguntado en los temas más secundarios y dejé sin mirar alguno de los que no cayó nunca en el MIR y, francamente, no creo que caigan en el MIR 2017.

El sábado hemos puesto punto y final a las clases de segunda vuelta con una profesora buenísima y que se ha despedido de nosotros diciéndonos lo que más necesitabamos escuchar: que confiemos en nuestro esfuerzo de todos estos meses, que disfrutemos todo lo posible de ésta nuestra maravillosa profesión y que aquí lo único importante es conseguir hacer la especialidad que quieres, no el número. Ha sido, sin duda, una de las mejores clases que hemos tenido en todos estos meses. Y luego, por fin, después de muchos sábados en la sede hasta las tantas, hemos salido a la hora de comer porque no teníamos simulacro. En serio, hacía muchísimo tiempo que no volvía a casa un sábado sin que fuera de noche. Llevaba mucho tiempo, además, sin salir, porque estaba tan cansada que cualquier plan me daba una enorme pereza. Así que sí, este sábado salimos y nos lo pasamos genial 🙂 .

¿Y qué voy a hacer durante estas vacaciones? Obvio que descansar. Como ya os comenté, no voy a tocar ni un sólo manual, no voy a hacer nada hasta entrada la tercera fase. Parece que da como mucho respeto hacer algo así, o eso me dicen algunas personas, pero yo es que creo que lo más urgente para mí es evitar a toda costa la temida claudicación. Ya, en cierto modo, he claudicado estas últimas semanas, porque no he podido dar el 100%. Así que me voy a olvidar de todo este asunto del MIR, voy a ir de compras, salir, bailar, irme algunos días a algún sitio guay, cocinar, leer, tomar un montón de cafés que tengo por ahí pendientes con personas que merecen la pena y dormir. ¡¡¡Dormir mucho!!! Vamos a retomar fuerzas y disfrutar de estas vacaciones de otoño, las últimas… ¡A por ellas!

19b5b9d40d136aa172e4515c80469a43