Semana 16

Sí, semana 16 ya… Si no he echado mal las cuentas, claro. Desde que empecé a escribir por aquí sobre mis (des)aventuras con el MIR, siempre os había contado que, de momento, me encontraba bien, que estaba motivada, que aprendía mucho, etc. Pues bien, creo que, por primera vez, estoy atravesando la primera “crisis” de la preparación del MIR.

dolor-de-cabeza

Estas dos últimas semanas se me han hecho MUY cuesta arriba. En mi planning se me han juntado un montón de asignaturas muy importantes y que es necesario llevar muy bien, en un momento en el que ya uno empieza a acumular demasiado cansancio para asimilar nueva información. Ya no tengo el mismo ritmo de antes; todo me cuesta mucho más y me lleva más tiempo. Es así como ya no voy tan bien de tiempo para terminar lo programado para cada día y tengo que hacer horas extras. Empiezo a estar muy saturada: hay días en los que oir el despertador sabiendo que vas a tener que estudiar, con mucha suerte, ocho horas ese día, se me hace un verdadero martirio. A veces, cuando estudio, tengo la sensación de que ya no puedo retener más información, de que ya no puedo más. Me levanto cansada y me acuesto cada día más cansada aún.

Afortunadamente, ya me he quitado prácticamente todas las asignaturas “duras” y, en tan sólo tres semanas, tendré toda una semana de vacaciones antes del paso a la tercera vuelta. Así que tendré una pequeña tregua y podré bajar un poco el ritmo que llevo, que es de locura. Y ni que decir tiene que yo, en esa semana de vacaciones, no pienso tocar ni un solo manual. Creo que la academia sabe lo que hace y, si ha decidido darnos una semana en lugar de tres días o menos, es por algo. Yo, por lo menos, no me encuentro tan bien como al principio y empiezo a temer una posible claudicación. Creo que, si me pongo a estudiar también esa semana, corro el riesgo de tirar al traste todo el trabajo hecho hasta ahora. Mejor descansar ahora que tenemos la oportunidad que no acabar machacadísimo luego.

Espero que, en las próximas semanas, pueda escribir otra vez diciendo que me encuentro bien y que estoy otra vez con esto al 100%. Aunque yo ya me temía algo así desde el principio. “Está siendo demasiado llevadero”, pensaba. Ojalá sea sólo una racha temporal y sea capaz de afrontar estos últimos meses con mucha fuerza para sobrevivir a esta prueba de Fe llamada MIR.

Simulacro 21

Esta semana tocaba, después de casi un mes, hacer nuevamente un simulacro. Era un simulacro más corto que los anteriores. No sé si era por mi estado de ánimo, pero me pareció más difícil que el anterior, aunque luego, a juzgar por la media de ese simulacro, resulta que ha sido más fácil que el simulacro 20. Me sentí un poco desentrenada, la verdad, pero le cogí el ritmo y lo terminé… ¡Rapidísimo! En tres horas y 45 min. Para mí, desde luego, ha sido todo un récord. Después me quedé repasando posibles fallos tontos y errores en la plantilla y ya no me pareció tan difícil como al principio (esta sensación la suelo tener muy a menudo cuando vuelvo a releer las preguntas). Salí de allí entonces bastante tranquila, con la sensación de no haberlo hecho ni muy bien ni muy mal.

Cuando metí la plantilla aluciné por el subidón de netas. La verdad es que, a juzgar por las estadísticas de este simulacro, todo el mundo ha subido un montón. Además, he sacado el mismo percentil que suelo tener siempre, así que genial. Pero lo mejor de todo es que ya he alcanzado mi primer objetivo en netas y, en teoría, podría optar a esa plaza que tengo ahora mismo en mente como primera opción. Aún queda mucha preparación y puede pasar de todo, pero, la verdad, es que me ha hecho mucha ilusión. Vamos, que si había tenido el ánimo por los suelos estas semanas, no me podrían haber llegado mejores noticias 🙂 . Ahora estoy muy contenta y llevándolo un poco mejor, la verdad, aunque las ganas de tirar todos los manuales por la ventana no me las quita nadie XD .

En fin, toca aguantar este ritmo tres semanas más, después vacaciones y luego tercera fase con todas las pilas recargadas (¡o eso espero!). Gracias por haber leído este muro de mil lamentaciones 😛 .

Anuncios

2 comments

  1. Hola hola!! Yo también me estoy preparando el MIR actualmente y entiendo perfectamente lo que cuentas… me he sentido muy identificada. Nosotros tuvimos la semana pasada de vacaciones y como bien has explicado merece la pena aprovecharla al máximo y viene genial para recargar pilas, así que no te desanimes y a por todas, que al final todo saldrá bien!

    Mucho mucho ánimo!! Nos leemos!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s