Decidir especialidad: Reflexiones

Me imagino que dudar ante algo así será lo normal, y lo más raro será tenerlo todo claro, y más a estas alturas todavía. De hecho, es probable que quién lo tenga todo tan definido esté idealizando su especialidad, puesto que todas tienen sus pros y sus contras, y me atrevería a decir que los residentes no están seguros de que eligieron bien hasta bien entrada la residencia.

551

La mayor parte de los estudiantes no sabemos cómo es el trabajo en el hospital. Lo hemos visto, sí, pero sólo durante unas horas por la mañana, antes de salir corriendo a comer para luego ir a clase (aunque esta situación cambia en sexto, cuando tienes otro tipo de visión de la Medicina). Así pues, por ejemplo, todos nos imaginamos una parte del trabajo del internista, pero quizá no vemos quedarse a los residentes por la tarde para hacer mil informes de alta, o lo que es enfrentarse con cierto tipo de pacientes terminales que ingresan con bastante frecuencia, o lo que es pelearse con otros compañeros en el hospital durante las guardias para que ese paciente ingrese donde le corresponda. De modo que puede pasar que cojamos especialidad sin saber apenas cómo se trabaja, cómo se vive. Sabemos lo que tenemos que dar, pero no sabemos lo que nos van a dar a nosotros.

También vemos las cosas de otra manera. Nos imaginamos la vida de los residentes como una vida mejor a la de estudiante: tendrás más independencia, responsabilidad, te sentirás médico, un profesional y además podrás ganar un sueldo, irte de casa de tus padres, vivir con tu novio, no hay que estudiar tanto (mentira), etc. Te imaginas las guardias de 24 horas como algo emocionante, algo innerente a la profesión, algo que vas a soportar muy bien. Cuando rotas por el hospital y te encuentras a ese residente o ese adjunto joven quemado, piensas que es sólo por su carácter, que no es por su trabajo, que cómo va a ser por el trabajo si es maravilloso y que a ti nunca te va a pasar.

Los años suelen poner todo en su lugar. Cuando ves muy de cerca el cumplir 24 años y estudias Medicina, sueles ver como todos tus compañeros del instituto, por el contrario, hacen su vida: como trabajan (más bien como van tirando en tiempo de crisis), como hacen planes a largo plazo con su pareja, como tienen cierta calidad de vida, etc. Cuando sabes que vas a tener que empezar a trabajar de verdad con 25 años, ya no ves tan lejos los 30. Y te preguntas cómo quieres vivir y ves que toca hacer malabares para ser madre y cuidar de los hijos. Ves que con 30 años saldrás de una especialidad y te tocará buscar trabajo, de modo que te planteas las cosas de otra manera: ya reconsideras un poco lo de hacer la especialidad más molona, sino otra que tenga salidas, unos contratos más o menos estables (mucho pedimos ya aquí) y un poco más de calidad de vida para ser feliz y cumplir tu proyecto de vida. Ahora entiendes por qué la gente coge en primer lugar opciones como Dermatología (incluso la empiezas a ver mínimamente interesante). Será por numeritis, pero también porque es gente lista y previsora.

No hay una receta mágica para decidir que hacer una vez que superes el examen MIR. Para dedicarte a algo toda tu vida, tendrá que ser algo que te apasione (pero también pasa, por gente que otros años no tuvo número para hacer lo que quería, se metió a otra especialidad y ahora están encantados). También parece razonable dedicarte a algo que te permita tener trabajo y cierta calidad de vida al terminar la residencia, pero puede que te metas y te aburra la especialidad, o que no te sientas médico por hacer algo tan rutinario y que deje de lado lo sistémico. Luego entran también otros factores, cómo saber si voy a ser bueno o no. Esto ocurre mucho en las quirúrgicas y las médico-quirúrgicas. Puede pasar que al principio te cueste mucho aprender pero que luego encuentres el ritmo, o puede simplemente que se te dé mal y no llegues a dar todo de ti porque quizá esa no sea tu especialidad.

En definitiva, no es fácil. Es una decisión muy personal y uno no está exento de poder equivocarse. ¿Qué hacer? Pensar qué es para cada uno lo más importante y priorizar. Saber que nada en la vida es perfecto y, por tanto, no existe una decisión perfecta. Y para los que ya hayan hecho el MIR, visitar hospitales como locos.

Anuncios

4 comments

  1. Buenas! Me estoy pasando por tu blog y he de decirte que esta entrada la enmarcaría. Estoy 100% de acuerdo con todo lo que has dicho, son cosas que más de una vez he pensado (de hecho me veo reflejada en lo que dices). Por ejemplo… en el tema de: especialidad favorita vs especialidad con buena calidad de vida. Al principio la mayoría solemos ir de soñadores (dentro de los que me incluyo) y no nos preocupamos por cosas como las posibilidades laborales, el tipo de trabajo de cada especialista, la compatibilidad con otros aspectos de la vida… incluso se critica mucho a la gente que coge cosas como “cirugía plástica” porque quiere forrarse. Pero tarde o temprano yo creo que algo nos hace “din” en la cabeza y empezamos a ver las cosas con otros ojos. Yo tengo mi propia problemática: lo que siempre me ha gustado más ha sido interna, con diferencia, peeeero… los contras, cada vez los veo más importantes, hasta el punto que me replantee seriamente dejarla de lado. Este años tendré tiempo de reflexionar sobre ello, pero como dices, “una especialidad bonita” no lo es todo.

    Saludos, te seguiré leyendo!

    Me gusta

  2. Gracias por tus reflexiones! Yo hay días que le quito hierro al asunto, pensando que si me gustan los pacientes, me haré a la especialidad y me sentiré agusto con ella haga lo que haga. Otros días tengo miedo y pienso que a lo mejor no acierto con mi elección (sin olvidar que también que va a depender del número que saquemos en el MIR) y luego a lo mejor acabo quemada. Yo lo que tengo claro es que quiero disfrutar mi profesión e ir a trabajar todos los días con una sonrisa, todo lo demás es opcional. Pero claro, para saber como conseguir esto, me encantaría poder hablar con mi yo de 30 y de 40 años para saber qué especialidad tengo que escoger. Casi nada! Jajaja

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s